BLOG / ESTRATEGIA
 
Jorge Ardiles
Ph.D. IESE Business School, España
 
Estrategia
EMPRESAS Y NEGOCIOS: La revolución disruptiva: solo con nuevas formas de pensar responderemos a los cambios
Publicación 2 de 2, Clases del MBA - UDD todos los domingos en El Mercurio
Hay que avanzar desde la mirada sustractiva a la aditiva. Ya no basta con sacar lo que sobra, sino que necesitamos sumar, integrar, interdiscplinarlo todo.
May
21
2017

Otra área de lo aditivo se manifiesta en unir redes y capital, de una manera muy distinta a lo que habitualmente se hacía. Ejemplos: Uber, Airbnb.



Uno de los mejores ejemplos del pensamiento aditivo se encuentra en la impresora 3D, que integra diferentes elementos para configurar productos y objetos tridimensionales.
Click para ampliar la imagen.

Cambios veloces y bruscos: Sumar y colaborar


En el mundo contemporáneo se sobrevalora la probabilidad de éxito. Continuamente conozco y analizo proyectos de nuevos negocios. Muy pocos de ellos terminan conociendo la luz, y muy pocos de los que llegan a nacer, logran cumplir tres años de vida.
No solo ocurre en el mundo de los negocios. Donde se mire encontraremos el mismo fenómeno. ¿Cuántos de los alumnos que rinden la PSU, entran a la universidad, y de los que entran, cuántos terminan y de los que terminan, cuántos llegan a ser profesionales de éxito?

Lo mismo pasa con los escritores, cuántos realmente publican sus manuscritos y de los que publican un libro, cuántos son realmente best sellers. Cuántos investigadores, cuántos papers, ¿cuánto es su verdadero aporte?

El éxito tienen mucha visibilidad y, por el contrario, el fracaso habitualmente se esconde, lo que alienta la sobrestimación del éxito, porque es latamente difundido.
Seguramente muchos piensan que el fracaso es parte del aprendizaje, lo que me parece legítimo pensarlo y compartirlo. Sin embargo, creo que no hay que minimizarlo, pues en cada fracaso hay recursos que se han perdido, y no parece lógico que esto ocurra en sociedades donde los recursos son escasos.

También es importante pensar qué se entiende por éxito. Por cierto, hay varias formas de visualizarlo. En este artículo es el logro de un objetivo o fin o propósito, que tenga un impacto positivo y reconocimiento de otros.

Hace 25 años escribí un artículo en el que planteaba que los cambios en el mundo tenían lugar en ciclos cada vez más cortos, lo que implicaba que la velocidad de estos era cada vez mayor. Las empresas que quisieran subsistir, necesariamente se debían adaptar a estos cambios.

Sin duda que esto parece razonable cuando el cambio es evolutivo, pero estoy convencido de que hoy estamos viviendo una nueva revolución en el mundo de los negocios, que nos está mostrando cambios no solo veloces, sino que también disruptivos. Y es muy posible que estos cambios estén generando muchas repercusiones en las sociedades contemporáneas.
Si tratamos de buscar algunas explicaciones, muchas de ellas están en los desarrollos tecnológicos y en los cambios en los puntos de arranque para la búsqueda de soluciones a las antiguas necesidades humanas.



Click para ampliar la imagen.

En relación al pensamiento creativo, hay varios elementos a considerar, y en esta ocasión desarrollaremos dos de ellos:

1. DE LO SUSTRACTIVO A LO ADITIVO: Es interesante dar vuelta la manera de pensar en la búsqueda de soluciones. De aquí surge una nueva mirada que la podríamos definir como: “de lo sustractivo a lo aditivo”.

La mayoría de los procesos ha consistido en sacar lo que sobra. Un extraordinario escultor indicaba que la belleza estaba en la roca y que solo había que saber sacar lo que sobraba.
Pensemos en la fabricación de partes y piezas con máquinas como el torno y las fresadoras, que van sacando capas sucesivas de lo que sobra, lo mismo ocurre en la minería, en la explotación de los recursos naturales.

Uno de los mejores ejemplos del pensamiento aditivo se encuentra en la impresora 3D, que integra diferentes elementos para configurar productos y objetos tridimensionales, tales como implantes que hoy se ocupan para mejorar la salud de las personas. Las partes tridimensionales, además, se están utilizando en el sector automotriz, aeroespacial y en la construcción de viviendas.

Otra área de lo aditivo se manifiesta en unir redes y capital, de una manera muy distinta a lo que habitualmente se hacía. Este es el caso de empresas de diferentes sectores, como Uber que transporta a millones de personas diarias sin tener ningún auto, lo que implica sumar a pequeños propietarios de automóviles (capital) y vincularlos a través de redes establecidas por la empresa con millones de usuarios. En la misma línea aditiva, se encuentra Airbnb que ofrece alojamiento a millones de personas, sin tener ninguna habitación, uniendo a cientos de miles de propietarios de viviendas que aportan su capital y la empresa los une aportando las redes que permiten la relación con millones de usuarios mensuales.

En esta idea aditiva de capital y redes también se encuentran empresas del retail que unen a miles de productores de diferentes tamaños a través de sus redes con millones compradores de todo el mundo, como Amazon y Alibaba.

2. POTENCIAR LO COLABORATIVO, FUNDAMENTALMENTE LA INTERDISCIPLINA. La unidad siempre está constituida por variedad. Cuando se trabaja al margen de esta mirada solo se logra uniformidad.
Por ejemplo, parece ciencia ficción un conjunto de realidades que se han logrado en la actualidad al integrar el mundo de la biología con la óptica, la computación y la mecánica, lo que ha dado como resultado la posibilidad de desarrollar cambios de válvulas del corazón a través de las arterias, sin necesidad de riesgosas operaciones de carácter invasivo.

Otro ejemplo de la interdisciplina se observa en el desarrollo de la inteligencia artificial (IA). Tal vez el ejemplo más simple y fácil es la aplicación Siri de Apple, que tiene reconocimiento de voz y desarrolla un conjunto de actividades a partir de las instrucciones que los usuarios le indiquen. Otra maravilla se observa en otras aplicaciones como los traductores de voz instantáneos.

También el resultado de la interdisciplina se observa en la creación de nuevos materiales con características impensable solo un par de años atrás. El ejemplo más impactante es el grafeno, obra de la nanotecnología. Se estima unas doscientas veces más fuerte que el acero, un millón de veces más delgado que un pelo humano, y un excelente conductor eléctrico y también térmico.

También encontramos desarrollos derivados de la unión de diferentes disciplinas y de nuevos materiales tales como metales que siempre vuelven a su forma inicial, en otras palabras, metales con memoria.

La figura muestra en términos concretos a qué podrían llegar los cambios disruptivos en los próximos años, según los resultados más relevantes de un informe del Foro Económico Mundial, publicado en septiembre de 2015, a partir de una encuesta a más de 800 ejecutivos y expertos del sector de las tecnologías de información y comunicaciones.

Las consecuencias: más crecimiento y más bienestar social y cultural


Sin dudas que las mayores consecuencias de los cambios disruptivos se manifestarán en:

1. CRECIMIENTO ECONÓMICO: El impacto se podría ver con fuerza en el nivel de crecimiento de la economía. Es muy posible que el crecimiento vuelva a los niveles previos a la crisis del 2008, esto es aproximadamente 5% anual. Esto significa que el PIB mundial podría duplicarse cada 15 años, lo que implica sacar de la pobreza a millones de seres humanos.

Se generará un cambio en la naturaleza del trabajo y seguramente en las condiciones laborales y otros aspectos como la conciliación de familia y trabajo.
Las expectativas de los clientes cambiarán y el manejo de datos y el fuerte desarrollo de tecnologías de georreferencia, permitirán el desarrollo de productos muy ajustados a los gustos y preferencias de las personas.

2. INTEGRACIÓN E INTERDISCIPLINA CIENTÍFICA: Cada vez mayor, sobre todo entre lo físico, lo biológico y lo digital. También se visualiza el desarrollo de clusters de innovación de carácter regional.

3. BIENESTAR SOCIAL: Se verá mejoramiento en los niveles de salud de la población, lo que se traducirá en aumento de la expectativa de vida. Mejorarán los sistemas constructivos, lo que permitirá mejor nivel de vivienda, que por el desarrollo de nuevos materiales serán más accesibles. La educación estará mucho más enfocada en el mejoramiento en la calidad de lo previo a la educación básica y en la preparación de profesionales de nivel técnico y con un enfoque de especialización.

4. SUPERPOSICIÓN CULTURAL: Se verá cada vez con más fuerza, debido a las corrientes migratorias que van en aumento.

QUÉ DEBEN HACER LAS EMPRESAS
En este panorama las empresas deberían preocuparse de forma prioritaria en los siguientes aspectos:


  • Tener mucha claridad en la determinación del propósito de la empresa, lo que determinará el nivel de compromiso de sus trabajadores.

  • Tener estrategias claramente definidas para el desarrollo de acciones alineadas con ella.

  • Potenciar la creatividad disruptiva en la empresa.

  • Desarrollar la colaboración intraempresa, fundamentalmente a través de equipos de trabajo interdisciplinarios.

  • Crear redes colaborativas con otras empresas a través de alianzas.

  • Tener mucho cuidado con la protección del ambiente y las comunidades.

PRÓXIMO DOMINGO: MÁRKETING



ÚLTIMOS COMENTARIOS
Deja tu comentario:
Nombre*:   
E-mail*:   
Validador*:   captcha
   
Mensaje*:  
  500 Caracteres restantes.
   

Última actualización: 3 de Septiembre de 2018 a las 14:39