BLOG / FINANZAS
 
José Manuel Robles
Ph.D. UCLA, EE.UU.
 
Finanzas
MERCADO: ¿Cuánto vale mi empresa?
Publicación 3 de 4, Clases del MBA - UDD todos los domingos en El Mercurio
El método más riguroso y apropiado para valorizar empresas es el que descuenta flujos esperados de caja. Cualquier otro debiera usarse solo para hacer un análisis comparativo y, así, enriquecer la decisión final.
Abr
26
2015

Si las autopistas concesionadas tienen una razón de precio-utilidad de 8, basta con multiplicar por 8 la utilidad neta anual de la empresa para tener un valor estimado del patrimonio de ella.



El valor de mercado del capital viene expresado en los portales financieros como market-cap, lo que no es otra cosa que la multiplicación del precio de cada acción por el número de acciones en circulación.
Click para ampliar la imagen.

El valor del dinero en el tiempo


ANTES DE ANALIZAR cómo valorizamos un activo, necesitamos cierta aritmética financiera que nos ayude a modelar el valor presente de los flujos de caja generados por el activo financiero.

En general, recibir una suma de dinero hoy tiene más valor que recibir la misma cantidad en un año más, siendo el interés la tasa de conversión entre ambas cantidades. Esta diferencia se conoce con el nombre del valor del dinero en el tiempo.

Como la mayoría de las decisiones financieras tienen costos y beneficios en distintos instantes del tiempo, cuantificando estos valores y convirtiéndolos en dinero equivalente "al día de hoy", es posible determinar objetivamente el grado de conveniencia de la decisión. De esta forma, si deposito en un banco comercial $1.000.000 al 10% anual, al cabo de un año tendré $1.100.000; o bien, el valor presente de $1.100.000 recibidos en un año, a una tasa de interés del 10%, es de $1.000.000 al día de hoy. Esto puede ser descrito mediante la Fórmula 1:



Click para ampliar la imagen.

Para poder comparar flujos de dinero que se recibirán en distintos períodos, estos deben trasladarse a un mismo instante, donde usualmente se usa "hoy" como el instante escogido. El valor de una inversión en el instante "hoy" recibe el nombre de Valor Presente. Por lo tanto, el Valor Presente Neto no es otra cosa que el valor presente de los beneficios menos el valor presente de los costos.

Así, la regla de decisión para elegir una inversión es escoger la opción que posea un mayor valor presente neto. Existen otras técnicas para determinar la conveniencia de una decisión financiera: la regla de la tasa interna de retorno (TIR) y la regla del período de retorno. Estas últimas podrían tener ventajas en sí mismas; sin embargo, al considerar sus desventajas, la regla del valor presente es la más precisa y confiable.

Muy resumidamente, la TIR se calcula como aquella tasa de interés que hace al Valor Presente igual a cero. El período de retorno es el número de períodos (años) requeridos para compensar la inversión inicial.



Click para ampliar la imagen.

VALOR PRESENTE DE UNA PERPETUIDAD
Si en las matemáticas financieras tuviéramos que buscar una fórmula elegante y de uso frecuente, seguramente escogeríamos la fórmula compacta de la perpetuidad, que nos da el valor presente de un flujo C que esperamos recibir en cada período y al infinito. Esta serie se expresa en la Fórmula 2.

En otras palabras, si una determinada empresa genera un flujo neto de caja de $100 millones anuales de forma permanente, y su costo de capital es del 12,5%; entonces, un estimado del valor empresarial es $800 millones ( 100/ 0,125) . Sin embargo, si la tasa de interés varía en el tiempo no se puede usar la fórmula compacta de perpetuidad. Si el mismo flujo "C" ahora experimenta un crecimiento de "g%" en cada período, manteniendo las características de perpetuidad, la fórmula anterior queda definida como indica la Fórmula 3:



Click para ampliar la imagen.

Esta última fórmula es de gran utilidad en la valorizacin de proyectos con crecimiento, salvaguardando las inconveniencias aritméticas cuando g >= r.

Métodos para valorizar


EL VALOR DE UNA EMPRESA no solo es de mucha pertinencia para sus inversionistas o dueños, sino que también para los proveedores, gerentes y futuros inversionistas.

La definicin académica del valor empresarial está asociada a los beneficios futuros que la empresa es capaz de generar . Sin embargo, también existen otros enfoques financieros que entregan valores basados en conceptos diferentes a la estimación de flujos futuros.

Indudablemente, el método más correcto y de mayor sentido común es aquel que descuenta los flujos futuros que la empresa genera, a una tasa que diga relación con el riesgo de cada uno de dichos flujos.

Otro método bastante objetivo es el valor de liquidación de la empresa, el cual consiste en el valor de vender todos los activos de la empresa por partes, desarmando completamente el negocio propiamente tal. Si este último valor es superior al de los flujos futuros de capital descontados, los accionistas optarían por "deshuesar" la empresa y venderla. Como una compañía tiene normalmente un valor distinto para el comprador que para el vendedor , es importante reconocer la distinción entre valor y precio. El "valor" es lo que yo creo que vale mi auto usado que espero vender y "precio" corresponde al monto en que vendí realmente mi auto.

Otro método de valorización, que no veremos, es el que se basa en los balances, en el valor contable, dado que representa una foto del pasado y no recoge las perspectivas de desarrollo de la empresa.



Click para ampliar la imagen.

1 EL MÉTODO DE LOS MÚLTIPLOS
Este es un método de valorización indirecta muy usado hoy en día. Consiste principalmente en disponer de un factor derivado de empresas similares o de la industria o de la misma empresa, que multiplicado por algún parámetro de desempeño o tamaño de la empresa, nos entrega una aproximación del valor empresarial.

Hoy circula una amplia variedad de factores por industria, siendo la mayoría razones (ratio) entre dos cantidades. Al respecto existen numerosos ejemplos de tales relaciones: entre precio de la acción y ventas totales anuales; precio de la acción y utilidad por acción; precio de la acción y valor contable; precio de la acción y suscriptores o clientes; precio de la acción y utilidad por acción antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) ; precio de la acción en relación con las tonelada de material extraído, etc. De esta forma y gracias a tales relaciones, podemos valorizar empresas en forma muy rápida si confiamos en un cierto múltiplo.

Observe el siguiente ejemplo. En empresas de servicios por internet, podemos valorar cada cliente en US$1.000, lo que significa que el aporte neto estimado de cada cliente es de mil dólares. Aplicando este enfoque, una empresa con 10.000 clientes tendría un valor de 10 millones de dólares. De la misma forma, si confiamos en que las autopistas concesionadas tienen una razón de precio-utilidad de 8, nos basta con multiplicar por 8 la utilidad neta anual de la empresa para tener un valor estimado del patrimonio de ella.

En la valorización de grandes empresas, encontramos frecuentemente este tipo de metodología de cálculo mediante múltiplos; sin embargo, en la mayoría de las veces los múltiplos son usados para reforzar y validar los resultados provenientes del método del valor presente de flujos estimados de caja.



Click para ampliar la imagen.

2 MÉTODOS DE FLUJOS FUTUROS DESCONTADOS
Este es el método más apreciado y valorado por los académicos en finanzas, el cual consiste en estimar los flujos futuros y descontarlos a una tasa apropiada según el riesgo de dichos flujos. El valor final proviene de la expresión que vemos en la Fórmula 4.

Para definir qué "r" utilizar , debemos partir por señalar quien recibe los distintos flujos: los que van a los accionistas, los que van a pagar el servicio de deuda y, finalmente, los flujos libres de caja que dicho activo es capaz de generar .

Este último corresponde al flujo neto operacional, después de impuestos sin considerar el endeudamiento. Cada uno de estos flujos considera una tasa de descuento diferente. La más simple de determinar es la del servicio de deuda que corresponde a la tasa de interés que se debe pagar por la deuda.

Por otra parte, el valor de mercado de las acciones se obtiene descontando los flujos para los accionistas a la tasa de interés que estos exigen de la empresa.

El flujo libre de caja es el método usado para determinar el valor completo de la empresa; es decir , deuda más patrimonio. Estos últimos flujos deben descontarse a la tasa promedio ponderado del capital, llamada comúnmente rwacc, weight average cost of capital, y viene dada por la Fórmula 5.

El valor de mercado del capital viene expresado en los portales financieros como market-cap, lo que no es otra cosa que la multiplicación del precio de cada acción por el número de acciones en circulación. En esta línea, el valor empresarial es la sumatoria de market-cap, deuda, acciones preferentes menos el efectivo en caja.

Así, el método más riguroso y apropiado para valorizar empresas es el que descuenta flujos esperados de caja, mientras que cualquier otro método debiera usarse solo para generar un análisis comparativo de valores de modo de enriquecer la conclusión final.

HASTA EL DOMINGO



ÚLTIMOS COMENTARIOS
Deja tu comentario:
Nombre*:   
E-mail*:   
Validador*:   captcha
   
Mensaje*:  
  500 Caracteres restantes.
   

Última actualización: 12 de Noviembre de 2018 a las 17:43