BLOG / INNOVACIÓN
 
Boyd Cohen
Ph.D. U.Colorado, EE.UU.
 
Innovación
CALIDAD DE VIDA: Los gobiernos locales pueden aprovechar el potencial de la innovación abierta
Publicación 4 de 4, Clases del MBA - UDD todos los domingos en El Mercurio
Contar con datos abiertos a la comunidad, con presupuestos participativos y con nuevos sistemas para generar innovaciones son tres caminos posibles.
Abr
05
2015

Tradicionalmente, los ciudadanos han sido tratados como receptores y— es de esperar— como beneficiarios del trabajo de los gobiernos, pero el enfoque moderno dice que la creatividad distribuida en la gente puede hacer un aporte para mejorar su propia calidad de vida.



MueveTT, organizado por el Gobierno Regional del Biobío, junto con el Banco Mundial y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, fue un buen ejemplo de cómo la comunidad puede generar soluciones.

1.- Datos abiertos y hackathons


La innovación abierta es una herramienta de uso generalizado por las empresas y empresarios de todo el mundo, pero su mayor impacto, en realidad, puede provenir de los gobiernos locales que adoptan este enfoque.

La innovación abierta ofrece el potencial de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, de lograr cambios y eficiencia en los gobiernos locales, a la vez que fomentar la participación más activa de los ciudadanos y las empresas locales. Tradicionalmente, los gobiernos han pensado en los ciudadanos como receptores, y es de esperar, como beneficiarios de su acción (es decir, como clientes). En los últimos años, sin embargo, los gobiernos con visión de futuro están adoptando el potencial de la innovación distribuida de los ciudadanos. Si bien hay probablemente decenas de maneras de hacerlo, aquí vamos a analizar tres enfoques específicos:

LOS GOBIERNOS LOCALES tienen acceso a grandes cantidades de datos sobre todo lo que ocurre bajo su jurisdicción, desde patentes comerciales hasta los reportes de crímenes, además de información sobre salud y educación de la población.

Como la tecnología sigue evolucionando, las ciudades están ganando aún más datos en tiempo real sobre temas como la congestión del tráfico y la contaminación atmosférica, procedentes de sensores colocados en toda la ciudad.

En asociación con IBM, Río de Janeiro fue una de las primeras ciudades del mundo en utilizar estos datos en tiempo real para crear un centro de operaciones centralizado que es capaz de responder a las emergencias, y en algunos casos, prevenirlas.

La idea original del centro era encontrar maneras de prevenir muertes en las favelas, resultantes de los deslizamientos de tierra. IBM y Río implementaron sistemas de sensores de humedad y de alerta para avisar a los residentes locales cuando los niveles de peligro de deslizamientos de tierra fueran altos.

El centro de operaciones de Río ha ido mucho más allá. Hace algunos años, le pedí a un representante de IBM un ejemplo concreto de cómo esta iniciativa ha contribuido a mejorar la calidad de vida de los cariocas.
Esta fue su respuesta: “En enero de 2012 se derrumbó un edificio de oficinas de 20 pisos al lado del Teatro Municipal, en el centro de Río de Janeiro. El centro de operaciones tomó medidas inmediatas: alertar a los departamentos de defensa contra incendios y civiles y a las compañías de gas y eléctricas, para que cortaran los suministros en los alrededores. Los empleados del centro también detuvieron el metro, desviaron el tráfico, aseguraron los edificios cercanos al sitio y alertaron a los hospitales locales. El centro utilizó su cuenta de Twitter para alertar a los ciudadanos de Río sobre el incidente, lo que ayudó a desviar a la gente lejos del sitio, para evitar la congestión del tráfico” .

El uso de datos en tiempo real en Río se centra principalmente en la comunicación de una vía, desde la ciudad a los ciudadanos.

Sin embargo, muchas ciudades de todo el mundo están encontrando maneras de hacer que todos estos datos estén a a libre disposición de los ciudadanos y las empresas, quienes pueden utilizarlos de manera de mejorar la calidad de vida de los residentes locales.

En otras palabras, las ciudades están aprovechando la innovación abierta mediante la apertura de sus datos para que otros puedan encontrar usos innovadores a partir de estos. Helsinki, en Finlandia, por ejemplo, tiene más de 1.000 conjuntos de datos abiertos de uso público en relación con la planificación urbana, construcción, cultura, economía, medio ambiente, salud, vivienda y empleo, entre otros.

Buenos Aires ha sido de los primeros líderes en el suministro de datos abiertos de América Latina, con más de 120 conjuntos de estos, en la actualidad.

Además es escenario habitual de hackathons que están diseñados para animar a los ciudadanos y los empresarios locales a utilizar activamente los datos para crear aplicaciones que puedan ser de utilidad para la comunidad. El portal de datos abiertos de Buenos Aires muestra 23 aplicaciones móviles actuales, en su mayoría desarrollados por los ciudadanos. Estas aplicaciones van desde la identificación de puntos de acceso wifi públicos a la búsqueda de ciclovías y estacionamientos más cercanos.

El año pasado, conduje un estudio realizado por la Universidad del Desarrollo y financiado por la Fundación País Digital referente a cuán inteligente son 11 ciudades chilenas. Descubrimos que estos centros están muy lejos, detrás de otras ciudades a nivel mundial y de América Latina, de adoptar esta forma de datos abiertos y la innovación abierta. Sin embargo, varias ciudades, incluyendo Santiago y Concepción están adoptando otros aspectos de la innovación abierta.

Otra forma en que las ciudades están adoptando la innovación abierta es en cambiar la forma en que gastan el dinero del contribuyente. Voy a hablar de dos enfoques nuevos, los presupuestos participativos y crowdsourcing cívico.

2.- Presupuesto participativo


EN EL PRESUPUESTO participativo, el gobierno local solicita opiniones de los ciudadanos respecto a las prioridades para el gasto durante el próximo año fiscal. En un proyecto de investigación reciente realizado con mi colega UDD Pablo Muñoz, hemos explorado el uso de este tipo de presupuestación en el Reino Unido.

Changemakers, una organización sin fines de lucro del Reino Unido, llevó a cabo un ejercicio de presupuesto participativo en Old Trafford, población de 13.000 habitantes, el 16 de julio de 2011. Se presentó un total de 31 ideas para la asignación de 30.000 libras esterlinas.

Al final, 17 proyectos fueron seleccionados por la comunidad, entre estos, uno que permitía mejorar la seguridad vial cerca de las escuelas.

3.- Crowdsourcing cívico


UNA DE LAS FORMAS más emocionantes de cómo las ciudades están adoptando la innovación abierta es a través de algo que yo llamo crowdsourcing cívico. La idea es cambiar cómo los gobiernos locales identifican y adquieren innovaciones. La forma tradicional es bastante burocrática y se realiza a través de licitaciones. Estos procesos, por lo general, resultan en una menor innovación y benefician principalmente a las grandes empresas capaces de hacer frente al costoso proceso de presentarse a una propuesta.

Crowdsourcing cívico o la contratación de la innovación, está diseñado para hacer frente a estas grandes ineficiencias en la contratación tradicional y fomentar una mayor innovación del gobierno local.

Junto con dos de mis colegas de investigación en Canadá, he desarrollado un modelo que demuestra el potencial de crowdsourcing cívico para transformar las compras públicas de innovaciones (ver figura).



Click para ampliar la imagen.

Barcelona, España, ha sido uno de los pioneros en esta práctica, sobre todo con su reciente proyecto llamado BCN Desafío Abierto. En lugar de predeterminar las especificaciones de las soluciones deseadas, el Ayuntamiento de Barcelona, publicó seis desafíos en catalán, español e inglés, en una plataforma global para ideas de ciudad (Citymart.com). Barcelona, recibió 119 propuestas de los ciudadanos y empresas de todo el mundo y está en proceso de contratación de los ganadores para implementar sus propuestas innovadoras.

El crowdsourcing cívico también ha llegado a Chile. En uno de los primeros proyectos de este tipo en América Latina, el Gobierno Regional del Biobío, junto con el Banco Mundial y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, desarrollaron un programa de crowdsourcing cívico para identificar innovaciones para el transporte en la región. Se trata de MueveTT, competencia que finalmente ganaron “Despierta” , una aplicación que avisa la proximidad de un paradero, y “Paraderos Inteligentes”, que propone paraderos ensamblables y personalizables.

Recientemente, Claudio Orrego, el Intendente de la Región Metropolitana de Santiago, anunció un nuevo programa de financiación en el marco del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC). Dos programas son particularmente interesantes en relación al crowdsourcing cívico y la innovación abierta. Uno se llama “Grandes Ideas para una Ciudad Inteligente” y el otro, “Innovación Abierta Social”. En ambos programas, la RM está buscando universidades y otras organizaciones para gestionar un programa de crowdsourcing cívico para ayudar a la ciudad a ser más inteligente.

En “Grandes Ideas para una Ciudad Inteligente”, la RM busca un socio para identificar cinco retos y fomentar un concurso de ideas a partir de 50 o más pymes locales que trabajan en la tecnología digital. Las cinco mejores soluciones propuestas serán luego incubadas durante aproximadamente un período de 12 meses y luego entregadas para su uso por la Intendencia y los ciudadanos.

En “Innovacion Abierta Social”, el programa es casi lo mismo, salvo que la institución ganadora buscará generar propuestas de los ciudadanos en lugar de las pymes. ¡Hasta pronto!

PRÓXIMO DOMINGO: FINANZAS



ÚLTIMOS COMENTARIOS
Deja tu comentario:
Nombre*:   
E-mail*:   
Validador*:   captcha
   
Mensaje*:  
  500 Caracteres restantes.
   

Última actualización: 12 de Noviembre de 2018 a las 17:43